• Marta Arangoa y César Tamborini en Argentina Mundo - Lonquimay - La Pampa

    Marta Arangoa  nació en Lonquimay, Provincia de La Pampa, Argentina. Vivió en un entorno rural cuya visualización pudo grabar en sus retinas imágenes que perdurarían en el tiempo y tal vez la inducirían años después a plasmar en arte una evolución idealista de visiones pasadas; o tal vez imágenes eidéticas.  Esto sugiere César Tamborini, condiscípulo de Marta en el bachillerato.

    Hola Marta, Ésta es una pregunta que no se puede obviar a una artista plástica   porque es uno de los fundamentos de la pintura ¿hay alguna innovación en los colores a causa del avance tecnológico actual? Por ejemplo pinturas fosforescentes, o que según la temperatura sea más fría o más cálida originen un cambio del color en un mismo cuadro.

    Mira César, el significado del color para el ser humano es variable de acuerdo a los factores que lo rodean. Cada color pretende acentuar en la imagen que pintamos, aquello que estamos tratando de destacar o que sentimos, el rojo de la pasión, el verde de la serenidad, el blanco de la pureza, etc. En principio, no hay colores nuevos, no hay pigmentos nuevos, podría haber, a lo sumo, alguna mezcla de pigmentos de la que surgiera un color algo diferente, pero lo que sí hay es una infinita  variedad y calidad de materiales, que el artista experimenta y adapta a su obra.

    Por ejemplo,  pinturas como el acrílico y el óleo están fabricadas con los mismos pigmentos, pero con distintos aglutinantes. El óleo ha tenido una vida de quinientos años o más sin que los pigmentos se alteren, en cambio, el acrílico, cómodo para aplicar, de rápido secado, pero que  se oscurece al secar, con sus cien años de existencia aún  está sujeto a prueba. Puede decirse que el óleo sigue siendo inalterable en comparación con otros medios de color.

    Más allá de estas consideraciones, es indiscutible que la tecnología ha provocado grandes cambios en el camino del arte. Hoy día, los   medios utilizados  lo enriquecen en su expresión, aunque el artista   privilegie tal o cual color o materia para aquella imagen que vislumbró antes que naciera la obra, seguramente jugará con materiales de rápido acabado por que su existencia así lo exige.  Y en cuanto al resultado final de la obra que logra el artista,  es debido más a su sensibilidad  en el contexto social o íntimo que a un cambio de materiales en sí mismos.

    Hablando de colores, me vienen a la memoria recuerdos de una niñez ya muy lejana pero que permanecen nítidos: el cielo pampeano de un azul muy intenso, la percepción de una luna tan grande que parecía al alcance de la mano, y ese mismo cielo tachonado de estrellas muy brillantes... y muchas estrellas fugaces.

    Vos debes haber vivido esas mismas sensaciones pues el campo de tus padres estaba casi lindando con el de mis abuelos, calle de por medio, y perdóname el preámbulo un poco extenso para una pregunta tan breve ¿influyó esa idílica imagen en algún momento de tu trayectoria artística?

    Pachamama, obra de Marta Arangoa, artista plástica argentina nacida en Lonquimay, La Pampa. La foto de portada es de Horacio Echaniz, en blanco y negro en el original Sin duda  que sí. Los seres vivos y el paisaje es lo primero que nuestros ojos ven al abrirlos a la vida. Y si  nuestra infancia y juventud están plagadas de buenas vivencias, seguramente habremos captado el color y sabor de ese terruño que nos cobijó. Por ejemplo, durante mucho tiempo, prevaleció en mis pinturas el azul. Todos los colores que fabricaba en la paleta tenían un toque de azul. Después de haber pasado de la figuración a la abstracción, es curioso cómo  la gente que ve mis pinturas  asocia la obra con el paisaje.

    De algún modo inconsciente   yo  relacionaba al azul con lo profundo y puro, lo desconocido, tal vez y sin saberlo lo incorporaba a la obra como se te incorpora en el alma ese  silencio nocturno del verano en el campo; noches azules de cielo limpio y transparente, noches cálidas para detectar estrellas en la Vía Láctea.
     
    Todo esto me trae a la memoria una pintura que hice por los años ’90  ya en la época  abstracta y relacionada a las leyendas tehuelches, y que nombré como “Corral de los muertos”.  Según la cosmogonía puelche, el hombre, en su largo viaje a la eternidad, y antes de cruzar el umbral del cielo,  hacía un descanso junto a sus animales en el paradero de los muertos en la bóveda celeste: como si fuera un corral así tiene la forma y debe corresponder a una región relativamente grande al sureste  de Orión.  Con este «corral de los muertos» se relaciona en la creencia puelche el «camino de los muertos» (gaiya uápatrsh), o sea, la Vía Láctea". 

    Esa leyenda, seguramente, influyó en la obra tanto como el azul de la noche estelar. Volviendo a la realidad, hoy sigue siendo el azul mi color favorito.

    Municipalidad de Lonquimay, localidad de la provincia de La Pampa, Argentina¿En alguna de las facetas de tu arte introducís imágenes o símbolos que de alguna manera se puedan relacionar con nuestro ya Centenario pueblo?

    Aunque parezca contradictorio, no conservo en apariencia, algún símbolo que más tarde emerja en mis pinturas.  En mi pueblo dejé a la niña que fui. Allí asistí a la primaria, allí tomaba la merienda en casa de  mis amigas o compañeritas después de la escuela y allí jugaba a la mancha y a las escondidas.

    Por eso es que cuando vengo por Lonquimay siento que retorno a la niñez. Entonces no tenía otra preocupación. Solo las charlas en las noches de campo, sobre cosas ya pasadas y que escuchaba con atención. Pintar caballos fue el comienzo de mi pintura siendo adulta, esto podría ser una influencia de lo vivido en el campo.

    Ésta será una pregunta un poco marginal del motivo principal de la entrevista ¿qué relación o qué vínculos -aparte de los afectivos- te unen actualmente a Lonquimay?

    El campo que siempre me espera, lindante con la “12 de Abril” donde yo crecí. Eso hace que periódicamente pase por Lonquimay. Pero como ocurre siempre en los pueblos pequeños del interior, la gente emigra por diferentes motivos y hoy ya no están mis amigas y aquellas compañeras de grado, que como yo,  se fueron en busca de otros horizontes.

    ¿Existe aún como tal la "Cabaña 12 de Abril"? Me refiero -porque yo aún recuerdo los importantes premios obtenidos en Exposiciones Rurales en Buenos Aires y La Pampa- a la cría del ganado ovino de raza.

    Existe físicamente, pero no como lo fue antaño en producción de lanares de pedigree. Hoy se obtiene  ganado vobino, cereales y forrajes. La “12 de Abril” fue una de las cabañas más importantes en el rubro ovino en la provincia de La Pampa y se mantuvo productiva desde 1943 hasta comienzo de la década de los ’80.

    Capilla del Sagrado Corazón, Lonquimay, Provincia de La Pampa, ArgentinaDejemos tranquilo al pueblo durmiendo su siesta provinciana. Dentro de las distintas corrientes artísticas: existencialismo, realismo, impresionismo, simbolismo, ¿en cuál o cuáles encuadrarías tu actividad?

    Yo diría que mi pintura se puede catalogar como expresionismo abstracto, aunque a veces tengo la tendencia de insertar elementos de asociación figurativa,   en el caso de trabajos de ilustración de textos o poemas o, según de qué se trate,   algún signo rupestre conocido, puede ser un toque de atención, o transformar una necesidad compositiva  dentro del cuadro, o me puede transportar en  tiempo y espacio hacia algún lugar ignoto. En fin, no  pretendo que el observador  se quede con una mirada superficial, sino que haya un punto de conexión, tal vez ilustrativo, para internarse en el cuadro y vagar con su imaginación. 

    Marta, me gustaría detallaras a los lectores actividades en las que te encuentras involucrada, principalmente en lo referente a exposiciones pero sin obviar otras facetas.

    En 2011 estuve trabajando con grabado para tres exposiciones: una en la que ya he participando con otras dos excelentes grabadoras  pampeanas (Dini Calderón y Roxana Mángano) y que se inauguró en el Centro de Edición Litográfica de Buenos Aires el 21 de Julio 2011.

    La  muestra que sigue fue una especie de retrospectiva de grabado en el Centro Municipal de Cultura de Santa Rosa que se abrirá en el mes de noviembre; y la última para diciembre en Ushuaia Tierra del Fuego la compartí con dos de los mejores artistas de La Pampa,  Griselda Ferreyra y Raúl Fernández Olivi.  Pienso que después de esta actividad me daré un espacio para retomar la pintura.

    Se considera que las utopías son sueños colectivos, pero siempre es la voluntad individual la que las llevan a la práctica ¿tenés "in mente" alguna utopía?

    Seguramente que las tengo, la primera y más importante es que mi obra llegue a la gente y a la vez deje una impronta en su espíritu. El hecho de concretar este diálogo, me satisface y estimula,  y además justifica todo mi tiempo de trabajo y dedicación en el arte. En un terreno más material, sueño con la creación de un gran Centro de Grabado en Santa Rosa,  un punto de  encuentro con grabadores de Latinoamérica  y otros lugares del mundo, con el fin de promocionar las técnicas del grabado, para que el arte llegue a todos. 

    Es sabido que por su condición de múltiple, el grabado no alcanza a cotizarse como una pintura, pues bien, dejemos la pintura en palacio o en el Museo y saquemos a la calle el grabado que es tan digno como una pintura, para que todos puedan participar de estos hechos artísticos. Y por último, cuando llegue esa señora que nos visita el último día de nuestras vidas, yo esté tan entretenida creando, que no me percate de su presencia.

    Con "el mate del estribo" doy por concluida esta charla amena con vos, Marta Arangoa,  agradeciendo tu buena predisposición.

    Lonquimay, La Pampa, Argentina. Agosto de 2011

    César Tamborini Duca 
    Argentina al Mundo destacando la labor de los artistas de las provincia argentinas

    Otras Notas
    Radio Aldiser - Voz Argentina con Yosoytango y otros programas
    Palencia - Cuna de ancestros de San Martin y Villoldo
    El viaje a España de Evita - Eva Perón - Su trayectoria política
    Domingo Amaison en Argentina Mundo - Corriendo en Galicia y el mundo
    Homenaje a Buenos Aires - Argentina Tango de España
    Origen del Pericón Nacional - Argentina Folklore -Viajando por Asturias
    Japón - Coria del Río, Sevilla - Galicia y las Camelias - Argentina Mundo - España

    Vídeos
    Argentina Mundo en la Casa Museo de Cristóbal Colón
    Amigos de mi pueblo - Radio Municipal de General Baldissera
    Enrique Migliarini - Volver a Barracas y La Boca con Tangos
    La luz mala no es una leyenda - Argentina - Canarias
    Irene Aschero con Tangos en Galicia
    Angeles Ruibal canta y pone música a Yupanqui - Tiempo del hombre
    Aldiser recita La Maestra de Gagliardi en Pontevedra
    Europeas bautizadas como Argentina


    Eduardo Aldiser
    Canal Aldiser   Aldiser Radio  Argentina Mundo  Argentina Folklore  Argentina Tango  

    Argentina Es Tango / Grupo en Facebook

    Compartir en

    Lista de comentarios

    beatriz pichi malen17/10/2011 05:34:32

    Querido amigo, tener un referente de tu tierra en otras latitudes, que se tomen el tiempo para difundir arte, es todo un privilegio.
    Celebro que puedas hacerlo y que disfrutes con ello.
    Felicitaciones!!!

    Edgar23/08/2011 02:35:10

    Hola Cesar, esta bueno que mantengas contactos con personas creativas de la argentina , tiene mucho valor para el reconocimiento y que puedan conocerlo por tus publicaciones y difundir su trabajo en el mundo.Te mando un abrazo

    yolanda solis (NALÓ)22/08/2011 22:15:03

    César, he leído con verdadero gusto y admiración, el reportaje a la artista plástica Marta Arangoa..... ha sido como un repaso a las sensaciones que nos provoca el frecuentar esta preciosa vocación de expresarse a través de materiales inertes, que , si no fueran volcados en la tela desde una urgencia de crear no provocarían en el espectador, sensaciones tan entrañables, como las que he experimentado, a través de las inteligentes y sinceras respuestas de Marta, a tus requerimientos periodísticos... También he revalorizado la idea de cuánto tienen que ver en el desenvolvimiento del creador, el entorno, los recuerdos de paisajes, sensaciones, recuerdos y aún inconscientes mandatos, que obligan en la vorágine creadora, al artista a trabajar con tal o cual trazo o color insustituíble...
    Todo esto quedó como regalo para el lector, en ese diálogo inolvidable...

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos