• Argentina Historia - Armando Puente y los hermanos de José de San Martín

    Para hacerlo, nada mejor que recurrir al periodista (ya retirado), historiador y escritor Armando Puente, nacido en Buenos Aires, Argentina y que ha realizado su carrera profesional como corresponsal extranjero para medios argentinos en España. Ha sido también, siempre radicado en Madrid, corresponsal de France Presse durante una década.



    Tiene escrito un excelente libro, Los hermanos de San Martin, editado en México y cuya reedición es muy solicitada. El General San Martín que nos muestra está muy lejos de ser una persona retirada de actividades durante su vida en Francia. Ya lo comentaremos en otra nota. Ahora vamos al encuentro de su familia, sus hermanos, que nos permite situar a la figura del prócer desde una perspectiva más íntima.

    Armando Rubén Puente, periodista, escritor e historiador argentino, residente en MadridSeñalar que Armando Rubén Puente ha decidido volcar en Internet sus escritos y notas actuales en la web Hilachas de la memoria, retales que, por cierto, permiten vestir muy bien la historia de Argentina y otros acontecimientos, desde una óptica que analiza los hechos, sus circunstancias, sus consecuencias. Una entrevista anterior que le he realizado ha sido motivo de una nota en el Diario La Nación de Buenos Aires, firmada por Rolando Hanglin, a quien se puede escuchar por Radio 10, de lunes a viernes de 15 a 18 hs. Sobre San Martín pueden leer la nota  Historia de una amistad, donde se comenta el libro homónimo de Armando Puente.

    Nos adentramos en la historia de los hermanos varones, todos militares como el General San Martín y su padre. Con Armando Puente hemos conocido detalles de la única hermana mujer de San Martín, que viviera en Madrid, casada con un militar de carrera. Recorrimos el centro de la capital de España y nos mostró dónde está enterrada, en los fondos de la Iglesia de San Sebastián, en la calle de Atocha, Barrio de las Letras, donde ahora hay una floristería sobre el viejo cementerio anejo a la parroquia. Vivía ven la Calle Príncipe, a metros de Carrera de San Jerónimo y muy cerca de Puerta del Sol. José de San Martín tuvo un prestigio que trascendía lo que ahora es Argentina, Provincias Unidas del Río de la Plata entonces, y aún América. Era valorado en España e incluso en países como Bélgica y Francia. Esto nos cuenta nuestro compatriota argentino:
     
    “El Capitán Juan de San Martín y su esposa, Gregoria Matorras, ambos nacidos en la provincia castellana de Palencia (ahora en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en España), tuvieron cinco hijos, todos ellos nacidos en las antiguas misiones jesuíticas, donde don Juan fue Teniente Gobernador de cuatro pueblos con siete mil indios, defendiendo la frontera de las incursiones de los bandeirantes portugueses.

    Estos fueron sus hijos: María Elena fue la mayor y también la única mujer de la familia. Nació en 1772 en Calera de Vacas, lo mismo que los dos primeros varones, Manuel Tadeo, de 1773 y Juan Fermín de 1774. Los dos menores nacieron en Yapeyú. Son Justo Rufino, de 1776, y el benjamín en el hogar de Don Juan y Doña Gregoria, José Francisco, oficialmente el 25 de febrero de 1778. Llegaron a España en  marzo de 1784, es decir que María Elena tenía  entonces doce años y José Francisco seis. Los cuatro hijos varones fueron militares y María Elena se casó con un militar nacido en Barcelona.

    Formación militar de los hermanos San Martín en España

    Cuadro que nos muestra al General José de San Martín durante el cruce de la Cordillera de los Anfes al frente del Ejercito LibertadorManuel Tadeo la hizo en el  Regimiento de Infantería de Soria, al igual que Juan Fermín. José Francisco inició su formación en el Regimiento de Infantería de Murcia. Ellos tres entraron en el ejército español en edades entre los trece y los quince años. Combatieron siendo muy jóvenes en la Guerra del Rosellón contra la Francia Revolucionaria. Posteriormente Juan Fermín embarcó en la Real Armada en enero de 1797 y participó en la batalla de San Vicente contra la flota inglesa. Luego, con la escuadra española coaligada a la francesa, permaneció en Brest hasta 1801.

    Juan Fermín de San Martín de regreso a España fue destinado a las Islas Filipinas como Capitán de Caballería, donde llegó a ser Comandante de Húsares del Regimiento Luzón y brevemente fue gobernador de Mindanao. Se casó en Manila, donde murió. Fue el único de los hermanos San Martin que tuvo descendencia masculina. El último de esos San Martín murió en Filipinas en 1945”.

    Completaremos en otra nota la formación y actividades militares del mismo Libertador San Martín y de sus hermanos. La foto de portada es el Monumento al General San Martín emplazado en el Parque Oeste de Madrid, junto a la Ciudad Universitaria y a unos 400 metros del Palacio de la Moncloa donde residen y ejercen sus funciones los presidentes de gobierno de España. En esa parte del parque que pertenece al Distrito de Moncloa y Aravaca, se encuentran monumentos a los próceres de la independencia americana. El más importante por tamaño y emplazamiento es este que recuerda al General José de San Martín que, con su índice, está marcando el oriente o este español.

    Eduardo Aldiser

    Argentina Mundo - Argentina TangoAldiser Argentina Tango - Argentina FolkloreArgentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Marta Susana Siciliano26/02/2015 02:03:38

    Desde niña admiré la historia del Gral. San Martín narrada por mis maestras y algo que he leído después. Pero no conocía estos datos tan interesantes de su vida familiar.Agradezco a Eduardo Aldiser por compartir la obra del historiador y periodista Armando Puente y les respondo con estos simples versos que escribí en 1978 al cumplirse 100 años del nacimiento de San Martín.

    LIBERTADOR NOS MIRA

    Desde la antigua y bella Yapeyú,
    desde el alto peñón de la montaña,
    desde el profundo abismo y su quietud,
    nos vigila tu límpida mirada.

    Desde Chile y Perú, nuestras hermanas
    que tan gloriosamente liberaste,
    desde las naciones americanas
    que por siempre abrazadas, tu soñaste.

    Desde el niño argentino que te canta,
    que se enternece al conocer tu infancia,
    siente orgullo al hablar de tus batallas
    y lo entristece tu vejez en Francia.

    Desde el puerto que te miró al partir
    nublando tus ojos, una lágrima,
    desde el mar que recogió para sí,
    tus sueños y las truncas esperanzas…

    Desde tus veranos en la apacible Enghien,
    desde tu lecho postrer en Francia;
    y ese instante, cuando enrarecido el aire,
    pronunciaste tus últimas palabras:
    “Quisiera que mi corazón reposara en Buenos Aires…”

    Por lo que diste sin recibir nada,
    y el ejemplo patriarcal que legaste,
    desde este humilde lugar de la Patria,
    con amor, con orgullo y con coraje,
    Argentina de pie, te dice: ¡GRACIAS…!

    Marta Susana Siciliano


    Anunciada Cristiano17/02/2015 01:58:27

    Muy intersante la historia de nuestro procer Don Jose de San Martin, pero no sabia la de los hermanos, gracias por publicarlos.

    Claudio A. Bellido18/04/2014 14:52:19

    Para completar algo el comentario que escribí sobre los hermanos del Libertador, es muy importante comentar que en un modesto pueblo de la Tierra de Campos, Cervatos de la Cueza, en la Provincia de Palencia, y muy cerca del Camino de Santiago, se conserva la casa natal de Juan de San Martín y Gómez, padre de José de San Martín. El solar ha sido restaurado con el auspicio del Instituto Espanol Sanmartiniano con motivo del segundo centenario del natalicio de este último, en 1978. Es un lugar de particular interés de visita, ya que recrea lo que era una vivienda castellana en el siglo XVIII.

    Claudio A. Bellido18/04/2014 14:37:56

    Es interesante destacar lo que se ha dado llamar "La prehistoria del Libertador", donde la trayectoria de sus hermanos es de singular interés, ya que todos fueron militares. Justo Rufino, por su parte, fue el más allegado a nuestro prócer, y quien lo esperaba en Europa a su arribo, en 1824. Lamentablemente, murió poco tiempo después, tal vez durante el cólera de 1830. La hermana, María Elena, que vivió en Madrid, tuvo una hija, fruto de su matrimonio con el militar González Menchaca, llamada Petronila. Esta hija no se casó, y fue pintora miniaturista.

    Alda Renèe Salzarulo27/05/2013 02:20:07

    Qué interesante! Cuando se estudia a los próceres de la historia, como hicimos de niños se los respeta como baluartes perfectos y sagrados. Es hermoso cuando nos los acercan ilustràndonos con relatos de su vida cotidiana y familiar porque los vemos más grandes todavìa. Siendo personas comunes han vencido el anonimato del hombre común por su valor, su genialidad. Muy buen trabajo Sr. Armando Puente y también el de Eduardo Aldiser.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos