• Folklore argentino. Atahualpa Yupanqui, Asuntos del Alma

    Atesoro un ejemplar del libro de Sebastián Domínguez escrito para destacar la figura de Atahualpa Yupanqui, visto desde la intimidad propia de quien lo ha tratado día tras día, durante muchos años, en Buenos Aires, Argentina. Una lectura recomendada para ver ese otro Yupanqui, el que está más allá de los conciertos y los temas registrados en discos. El que nos muestra en “Atahualpa Yupanqui,  Asuntos del Alma”.

    La primera gran virtud de Domínguez está en dejar que sean los pensamientos de Don Ata los que vayan trazando su personalidad, de hombre difícil de abordar. Al hacerlo, también aparece la figura de Nenette, su esposa, de la que poco sabía, más allá que firmara como Pablo del Cerro muchos de los temas del gran cantor y poeta,  por ella musicalizados.

    Siendo que siempre me ha apetecido escucharlo cantar a Atahualpa, poco había profundizado en su rico mundo interior, y menos había sabido de su vida difícil, siempre con el viento en contra. En este libro de Editorial Dunken, su autor incluye unas palabras del colaborador que tiene en Radio Nacional de Argentina, donde realiza el programa “De Segovia a Yupanqui”Fabio Caputo Rey, que considero, enmarcan muy bien nuestra relación, de los argentinos, con este hombre de andar y cantar: ”Así como dijo Emilio Pujol: `La guitarra es un instrumento querido de todos, pero mal conocidos de muchos´, la misma frase puede aplicarse estrictamente a Atahualpa Yupanqui”.

    De lo leído y releído… y que volveré a leer, entresaco sobre este pergaminense que caminó el mundo varias facetas para mí destacables.  A diferencia de otros, su sentido del nacionalismo partía de un reconocimiento por sus propias raíces españolas y en general, por lo que aportaron sus poetas y sus gentes en darnos una base cultural profunda.  Cómo podían nacer estas naciones jóvenes sin una madre fecunda.

    Fascimil de dos páginas enfrentadas del libro "Atahualpa Yupanqui, Asuntos del alma". En una de las fotos Don Ata se apresta soplar su torta del 80 cumpleañosEl otro aspecto muy llamativo es la religiosidad de nuestro trovador. Está presente a lo largo de su obra pero a veces no sabemos entresacar los elementos. Domínguez nos la muestra en sabios retales  yupanquianos que fue hilvanando con precisión y en trabajo de orfebre.  Supimos así cuántas e importantes lecturas cimentaban ese hablar severo y destinado siempre a dejar huella.

    Un libro para llegarse hasta Yupanqui y decirle, “Gracias Maestro por todo, por su canto, su honestidad y su coherencia”. Una obra que nos permite comprender que en el realizador del programa “De Segovia a Yupanqui”  tenemos a un profesional capaz de indagar y compartir años con este grande del canto profundo, para luego plasmar un lienzo que nos lo muestra con sus interioridades.

    Me ha “tocado” ver un programa de la presentación del cantante argentino en 1934 en la Escuela Normal Nº 3 Mariano Moreno de Rosario, donde he estudiado de maestro  casi treinta años después… y de encontrar varias veces citada a esa querida ciudad, al recordar a los Almirón, o en las imágenes de la radio LT1 de la que oí hablar, ahora LRA5 Nacional de Rosario y el que haya sido  donde dio su último recital en Argentina, el 15 de julio de 1990, en la Fundación Astengo, acompañado por Sebastián Domínguez, santafesino de más arriba, pero que algo tiene también de rosarino en su carrera.

    Lo mejor es terminar con palabras de Yupanqui , siempre valiosas:

    “Uno logra llegar a la gente cuando interpreta sus sentimientos, ese algo que lo hace identificarse con lo que uno dice. Entonces uno puede pretender decir que de eso yo soy el autor. Es una falta de respeto para con las personas y una ofensa para la cultura, que es de todos y no patrimonio de uno solo”

    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo con los grandes del folklore y la tradición argentina

    Las fotos han sido copiadas del mismo libro. La de portada lleva la dedicatoria de Yupanqui a Sebastián Domínguez. En las otras vemos al matrimonio Chavero en casa del autor. En una de ellas, celebran el cumpleaños de Yupanqui, quien se apresta soplar las velitas sobre el número 80.

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Sebastián Domínguez - De Segovia a Yupanqui - Argentina28/08/2012 22:53:27

    Querido Eduardo, muy acertado tus conceptos y los comparto totalmente. Atahualpa sentía,por su experiencia en París, un profundo respeto por la cultura europea cuando,en los años 50,se encontró con Paul Eluard, Picasso y Edir Piaf y la bibliotecas públicas abiertas las 24 hs. Un par de veces me dijo: hay que reconocer que cuando llegaron los españoles, nosotros andábamos todavía en pata revoleando ñanduces y allá ya había un Leonardo Da Vinci, adelantos en la literatura, en la ciencias y tantas cosas. Nosotros éramos adolescentes y ellos ya eran padres o abuelos de muchas cosas. Esto NO se puede negar". Con estos te das cuenta porqué Yupanqui logró su universalidad. Sabía poner las cosas en su lugar, las respetabas y no eran motivo para que tenga que andar el eligiendo el "O". O lo europeo o lo nuestro. Cada cosas con sus valores y rescatar lo mejor de cada una de ellas.
    Te cuento que Atahualpa sufrió mucho, llegando a las lágrimas, las críticas que recibió por todo esto. Se atragantaba cuando hablaba de estos temas.
    Un día me dijo: te quiero llevar a París,prepara tu Pasaporte.Deseo llevarte a Radio France, vos que sos de Radio del Estado, como le decía él a Radio Nacional.. Me gustaría que puedas ver en la manera que ellos trabajan para que tengas un aprendizaje de lo que es producir y elaborar un Programa. NO pude aceptarle la invitación por un cúmulo de circunstancias.Con este simple ejemplo te das cuenta cómo él sabía valorar y observar las cosas buenas y tomarlas como aprendizaje.Con esto nunca dejo de amar su Argentina y darle las más bellas canciones y sus más profundos pensamientos.En fin..., no?
    Recibe todo mi cariño.
    Sebastián.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos