• Andrés Montesanto y su recorrido febril Buscando a Elena - Web Argentina Mundo

    Como otros muchos argentinos que residen en Málaga capital y su andaluza provincia, Andrés Montesanto llegó a nosotros a través de Marcel San Felice, colega comunicador con tantísimas cosas hechas en esa región. Cuando me lo pasó al teléfono supe que Andrés es un porteño redomado... es decir de uno de esos "100 barrios porteños" que dejó dicho Castillo... "cien barrios metidos en mi corazón". El suyo, Villa Luro, con ese Colegio Nacional nº 13 de la calle San Blas, el infaltable potrero, más todo lo que es Buenos Aires, ciudad única, donde comenzó su derrotero vital. Así, en porteño puro con lunfardo,  "vesrre" y todo lo que sea necesario, nos va llevando en 18 itinerarios, fantásticos, hilarantes, dolorosos también, por Argentina, Brasil y Europa, armando el puzzle por el que, al final, apareció el rostro de aquella cuya existencia intuía. Esto es básicamente "Buscando a Elena", su ópera prima como escritor de quien además...

    Andrés Montesanto, médico y escultor argentino que vive en Málaga, España, con opera prima como escritor: Buscando a ElenaAndrés Montesanto, médico antes que escultor. Luego escritor y quien sabe...

    Porque los caminos por la vida de este muchacho porteño (Así llamamos a los que nacen en la otrora Capital Federal de Argentina, gentilico que nació en el Puerto de Santa María  en Cádiz, es decir tan andaluz como su Málaga actual) nos permiten conocer, a través de Antonio, el personaje que fue vistiendo y mostrando como un alter ego fiel al original. Y no hay un sólo momento para respirar... el ritmo es trepidante y la aclaración de ese lenguaje nuestro de aquellos años, desde los años `50 hasta los `90 del Siglo XX problemático y febril. Por cierto, la letra adaptada de Cambalache, del gran Discepolín, cierra Antonio / Andrés una obra de esas que te dan pena que terminen. Como realizador de programas de tango me resultan familiares los decires de esa jerga de delicuentes, burreros y otras yerbas en la Reina del Plata. Fui capeando bien la cosa hasta que, abriendo un párrafo, pone "Tenge" y me pilló descolocado como Adán en el Día de la Madre.

    El médico y escultor argentino Andrés Montesanto en su taller de Málaga, España

     

     

     

     

     

     

     

     Aquel médico que fue Antonio y cuenta Andrés Montesanto

    Andrés Montesanto, siendo un joven médico, en su piso del Pasaje Seaver de Buenos Aieres, ArgentinaMedio de rebote pero al final porque era su destino de ese momento, el muchacho de Villa Luro logró lo que Gagliardi dejó dicho... "ver la placa bien lustradita" y un título de médico que significó comenzar la verdadera lucha por la vida. Y ahí lo tenemos viniendo becado para España, con una recorrida por Europa haciendo "dedo", diría que su otra profesión y muy destacada. La vuelta, vicitudes personales varias, de esas que marcan. Y ahí estaba La Patagonia Andina, tras haber recorrido esa y otras regiones de tan vasto país, siempre con una mochila y mucha ilusión, dispuesto a todo. Como senderista y conocedor de muchos de esos paisajes geográficos y humanos de nuestras provincias increíbles, he gozado muchísimo con sus aventuras y las vividas en la costa Atlántica de Brasil, obligado paso por Uruguay.

    Hay personas que van a un lugar, pero no lo ven, no entran en sus claves. Andrés Montesanto se apunta un poroto de oro (valga la expresión del truco y el chinchón) al penetrar en las características tan particulares que tiene la vida en el sur argentino. Lo hice en 1974 en autocaravana. Aunque fueron solo dos meses, me ha servido para entender tantas cosas que cuenta. Allí los porteños, pampeanos, los del Noroeste, chaqueños o litoraleños, nos sentimos como si estuviéramos en el extranjero, la existincia tiene para esos sureños unas coordenadas que, casi siempre, pasamos sin terminar de captar.

     

    El emigrante, obra escultórica del argentino Andrés Montesanto emplazada en la localidad malagueña de Genalguacil, en EspañaLos Migrantes, obra escultórica del argentino Andrés Montesanto, emplazada en el Muelle Uno del puerto de Málaga, España

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Andrés Montesanto más allá del libro

    El médico de Argentina se vino a seguir su carrera en Málaga. Pero algo tenía adentro y lo fue manifestando como dice él mismo, "como escultor autodidacta". Así tenemos en la muy atractiva ciudad española Los Migrantes en el Muelle Uno; Emilio Prados en el Paseo Marítimo El Palo; El Aplauso en el Colegio de Médicos más Integración en Puerto de la Torre. Pero hay muchas más esculturas que se exponen o forman parte de parques y paseos de Madrid, Genalguacil, la muy cercana Estepona (Donde otro argentino, santafesino de Santo Tomé, Stieffel de salida,  que se identifica como Carlos Lagauchada, difunde y muy bien nuestras cosas) Además Derio en Bilbao, Grazalema, Alcalá del Valle, Benamahoma, Comares y Tolox. Sigue cincelando y dando vida a piedras de esas montañas sureras y me parece que el final de Buscando a Elena deja abierto un camino para, como quedó dicho el Martín Fierro, "voy en esta ocasión, / si me ayuda la memoria, / a mostrarles que a mi historia /le faltaba lo mejor"

    Portada / tapa del libro Buscando a Elena, la ópera prima de Andrés Montesanto, médico y escultuor argentino que reside en Málaga, España  Andrés Montesanto, artista argentino, al recibir un primer premio en un concurso de arte en la ciudad de Máaga, donde vive, en España

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Remato diciendo lo que le comenté a Andrés Montesanto tras terminar la lectura de su libro. Que escribir como se habla, recordar el lenguaje de aquella niñez y lo que siguió, ambos contemporáneos muchados de los cuarenta, es muy difícil. Con fluidez nos hace recordar tantísimas cosas que ocurrieron en el país. Hay un encuentro en Algeciras que me hizo soltar una carcajada. No equivocarse, hay muchas situaciones que, por el contrario, nos sumergen en un mundo difícil, tantos personales como de esos tiempos de Argentina, que lo fueron. Y en gran medida lo siguen siéndo, mal que nos pese
     

    Otras Notas 
    Los pontevedreses en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, motivo de estudio
    Argentinos y uruguayos en Galicia, vistos por Eduardo Galeano
    Elsa Pérez Vicente, pintora argentina residente en Gondomar, Galicia
    Xavier Magalhes y la línea mágica del arte entre Galicia y Buenos Aires, Argentina
    Gallegos en Argentina. La historia de Manuel Antonio Salgueiro

    Vídeos en el Canal Aldiser

    El Rusito de Gagliardi por Aldiser 
    Camino a la Navidad en Pontevedra
    Navidad 2014/Reyes 2015
    Camino de Santiago, Redondela-Pontevedra
    Camino de Santiago, Pontevedra-Padrón
    La Maestra por Aldiser en Pontevedra
    Senderismo a Amil, Lugar do Ruibal
    Homenaje a Miguel Hernández - Angeles Ruibal - Luis Leoni Ratto
    Mi viejo de Julián Centeya por Aldiser

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo - Argentina Folklore - Canal Aldiser

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos